6 de mayo de 2012

El Impenetrable: Un valiosísimo ecosistema en peligro


LA AMENAZA DEL AVANCE DE LA GANADERÍA INTENSIVA

El Impenetrable es una amplia región forestal chaqueña, donde viven cerca de 60.000 indígenas y campesinos. Sin embargo, el avance de la ganadería intensiva puede implicar, en el mediano plazo, la fragmentación y desaparición de gran parte de este valiosísimo ecosistema. Además, el gobierno del Chaco firmó un convenio con un grupo saudí para “desarrollar” la región.

Por Hernán Giardini


El Impenetrable abarca cerca de 4 millones de hectáreas de bosques nativos de la región chaqueña semiárida, ubicadas principalmente en el noroeste de la provincia del Chaco. Comprende también una porción del este de Salta, el oeste de Formosa y el noreste de Santiago del Estero.

Su nombre se debe a la dificultad de atravesarlo por lo agreste y tupida de su vegetación, representada por árboles como quebracho colorado y blanco, algarrobo, palo borracho, guayacán, mistol, palo santo, urunday, itín; y abundancia de cactus, arbustos, fachinales, enredaderas, claveles del aire y varias orquídeas.

La región alberga especies seriamente amenazadas como el yaguareté, el tatú carreta, y el oso hormiguero. También se encuentran el puma, la corzuela, el pecarí, el tapir, el loro hablador, el carpintero negro, la charata, el águila coronada, el halcón blanco, el carancho, el yacaré negro, la tortuga de tierra y el caimán overo.

Sus principales ríos son el Bermejo, el Teuco y el Bermejito. El espacio entre el Teuco y el Bermejito es conocido como “interfluvio”.

Su clima es subtropical con veranos muy calurosos e inviernos templados. Las temperaturas máximas extremas son de las más altas registradas en Sudamérica, alcanzando los 46° C.

Actualmente en El Impenetrable viven cerca de 60.000 personas; la mayoría indígenas (wichís, tobas), campesinos y pequeños productores rurales.

Muchos de los indígenas continúan con las prácticas tradicionales de caza, recolección, pesca y agricultura. Por su parte, miles de familias campesinas que viven en El Impenetrable basan su sustento en la producción vacuna y caprina.

Pero desde mediados de la década de 1990, en Argentina se produjo un fuerte incremento en la superficie cultivada para soja transgénica; y la ganadería intensiva, que históricamente se producía en la región pampeana, empezó a ser “corrida” hacia el norte del país propiciada por el bajo precio de la tierra.

Chaco cuenta actualmente con cerca de 2.600.000 cabezas de ganado. Pero la provincia tiene grandes perspectivas de expandir fuertemente la ganadería en el corto plazo: el Plan Ganadero Chaco se fijó para el año 2015 duplicar el stock y llegar a las 5 millones de cabezas bovinas.

Lamentablemente El Impenetrable ya está sufriendo el avance de la ganadería intensiva mediante la aplicación de sistemas silvopastoriles que, al ser desmontes, claramente violan la Ley de Bosques (26.331).

El avance de la ganadería intensiva puede implicar, en el mediano plazo, la fragmentación y desaparición de gran parte de este valiosísimo ecosistema.

Como si esto fuera poco, en febrero de 2011 la provincia del Chaco firmó un convenio con el Grupo Al-Khorayef para el desarrollo de un proyecto agrícola, ganadero y forestal en tierras fiscales del Impenetrable para abastecer al reino de Arabia Saudita. Con una inversión de 400 millones de dólares, el proyecto (13 años) se realizará primero en 60.000 hectáreas, pudiendo alcanzar las 200.000 hectáreas, e incluye el desarrollo de infraestructura vial, energía eléctrica y riego.

El Grupo Al-Khorayef es petrolero; produce aceite, lubricantes, sistemas de maquinaria, y servicios de impresión y de papel. Además es una de las empresas más grandes del mundo que realiza riego a gran escala.

Recientemente el gobierno provincial reformuló el proyecto y anunció que el mismo se realizará mediante la Corporación Forestal (CorFor), una Sociedad Anónima con participación estatal mayoritaria.

Cabe señalar que dicho proyecto, además de ser ambientalmente insostenible, resulta una clara violación a la Ley de Bosques, puesto que las actividades agrícolas y de ganadería intensiva que el mismo pretende desarrollar implicarán desmontar miles de hectáreas del Impenetrable.


REVISTA CONTRACULTURAL
Para recibir el Boletín Contracultural:

1 comentario:

camilanahi diez dijo...

Realmente me entristecio la ya de por si dura realidad de la zona. A un ambiente devastado, la politica no hace mas que continuar arruinando sin tomar medidas preventivas, total ahi viven "indios" que nadie escucha