5 de marzo de 2017

Histórica marcha por una Córdoba con bosques



MÁS DE 20 MIL CORDOBESES SE MOVILIZARON CONTRA LA FLEXIBILIZACIÓN DE LA LEY DE BOSQUES 

Las entidades ruralistas pretenden que cambie la legislación forestal provincial para permitir el desmonte y desarrollo de la ganadería intensiva. Sin embargo, más de 20 mil personas se movilizaron el 1 de marzo contra el proyecto oficial de actualización de la Ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Córdoba y reclamaron que la misma se elabore, como lo establece la normativa nacional, con participación ciudadana y sin retroceder en las zonas donde está prohibido el desmonte. 

Por Hernán L. Giardini 

Según datos oficiales, entre 1998 y 2014 en la provincia de Córdoba se deforestaron 295.005 hectáreas. Mientras que, desde la sanción de la Ley de Bosques (fines de 2007) se desmontaron 5.578 hectáreas de bosques que se encontraban protegidos por la normativa. 

La Sociedad Rural, la Federación Agraria Argentina, y la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez) vienen desde hace un año presionando fuertemente para que la legislatura cambie la actual Ley provincial de Bosques y se permita el desarrollo de ganadería intensiva en gran parte de los pocos bosques que le quedan a la provincia. 

Señalan que lo realizarán “en forma sustentable”. Sin embargo, la experiencia indica que generalmente el “desmonte selectivo”, “desarbustado” o “desbajerado”, que muchas veces se realiza con topadora, resulta un desmonte en etapas o el paso previo al desmonte, ya que son muy pocos los árboles que quedan en pie y se elimina el sotobosque, lo que no garantiza el mantenimiento de los servicios ambientales que los bosques brindan y su regeneración.

Convocadas por la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo (integrada por más de 80 organizaciones sociales) más de 20 mil personas marcharon el 1 de marzo por el centro de Córdoba capital. La movilización fue acompañada por murgas, tambores, bailarines y una cabalgata del Pueblo Nación Comechingón que viajó desde Punilla y culminó con un festival del que participaron numerosos artistas. 

“Pasados tres meses del contundente rechazo social al proyecto presentado por el Ejecutivo e impulsado por el Bloque de Unión por Córdoba, exigimos se archive el proyecto de ley, el cual genera gran preocupación provincial, nacional e internacional, con respecto a la construcción de una ley que atenta contra el Bosque Nativo, al igual que la Ley Agroforestal. Sumando esto a la incertidumbre de un mapa que tiene a un grupo de empresarios y políticos vinculados con el agronegocio, dispuestos a proponer el ordenamiento territorial de miles de familias campesinas, productores, apicultores, pueblos originarios, reservas y más de 8 regiones afectadas, representado en la aplicación del extractivismo sobre nuestros bienes comunes. (…) Desde su constitución la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo, está enfocada en lo que consideramos una etapa crucial en el futuro de las políticas públicas, productivas y ambientales de la provincia de Córdoba. Es por ello que el 28 de diciembre del año pasado 10.000 personas en las calles de nuestra ciudad capital y 3.000 personas en enero de este año en Cosquín, mostraron la capacidad de cuidar nuestro Monte y su cultura. Organizaciones sociales de toda nuestra provincia, técnicos, artistas, científicos, campesinos y religiosos se han unido en un pedido común: un proceso participativo que constituye la expresión de todos los sectores sociales”, reclamaron desde la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo. 

Lo cierto es que disminuir las categorías de conservación del mismo, y por ende de la superficie boscosa, viola la normativa nacional y sus principales objetivos. Además, la modificación de las leyes ambientales no puede significar un retroceso en los niveles de protección alcanzados con anterioridad, sino por el contrario incrementarlos. 

“Ayer miércoles 1 de marzo volvimos a marchar por las calles de Córdoba para decir No al proyecto de Ley de Bosques impulsado por el agronegocio y apoyado por el gobierno de Juan Schiaretti. Como hace 20 años, cuando empezamos a organizarnos; como hace 6 años, cuando caminamos de todos los rincones del noroeste cordobés, ayer dijimos donde hay monte hay familias campesinas. Y donde hay familias campesinas hay diversidad de producción. Vivimos en el monte y del monte, y lo hacemos como nos enseñaron nuestros abuelos, cuidándolo, haciéndolo crecer (como lo demuestran los científicos con sus investigaciones y la realidad misma) porque sin monte no somos. Y lo hacemos sabiendo, también, que sin monte algunos se quedan sin agua y otros se inundan, sabiendo que el Monte es y da oportunidades a todos y todas. Somos familias campesinas que producimos alimentos sanos que llegan a la mesa de los cordobeses y, además, generamos trabajo. Por eso decimos: más monte es igual a más producción campesina, a más trabajo. Por todo esto no permitiremos que se avance en una ley que no escucha y reconoce a los que vivimos y trabajamos donde todavía hay monte en Córdoba. Ni un metro más”, advirtieron desde el Movimiento Campesino de Córdoba. 

El pueblo cordobés ya dio su veredicto: no pasarán.

http://revistacontracultural.blogspot.com.ar/